lunes 14 de agosto del 2000

  • Se practican cuatro abortos al día en el país

  • El aborto, una realidad en México

    México DF, AGO 14, 2000 (Leticia Puente Vera/ CIMAC).- Con todo y las posiciones polarizadas en torno a la despenalización del aborto en México, éste es una realidad que sale de lo clandestino y pecaminoso a la luz pública desde 1876.

    Hoy el aborto se relaciona con lo económico, político, cultural, social, legal, religioso, de salud reproductiva y pública. En este país, las cifras aproximadas sobre abortos clandestinos oscilan entre 850 mil y dos millones, por los cuales mueren mil 500 mujeres al año, es decir un promedio de cuatro al día.

    Para la periodista y feminista Esperanza Brito, la despenalización del aborto inició en 1876, con el Movimiento Nacional de Mujeres, seguidas del Movimiento Feminista Mexicano que dio origen a la Coalición de Mujeres Feministas, el cual, a su vez, elaboró un proyecto de ley sobre el aborto en el que la parte legal corrió a cargo de Mireya Toto, y la ideológica por Lourdes Arispe.

    Más adelante, de la unión de diversos grupos de mujeres se formó el Frente Nacional por los Derechos y la Liberación de las Mujeres. Posteriormente, se elaboró otro proyecto que entregaron a la Coalición de Izquierda, pero éste nunca se discutió.

    Fue hasta 1979 y 1980, cuando las mujeres organizadas le pusieron nombre a los intentos por establecer los anteproyectos anteriores, los cuales se integraron en una iniciativa por una maternidad voluntaria.

    Finalmente, Esperanza Brito, junto con diversas organizaciones no gubernamentales, el 9 de mayo de 1998, ante el Monumento a la Madre, le agregaron a la frase de "A quien me amó sin conocerme" lo siguiente: "porque su maternidad fue voluntaria", frase que colocó en la parte inferior de ese monumento el gobierno capitalino.

    Brito subrayó que "las mujeres no podemos hablar de libertad total mientras no tengamos el derecho a decidir el número, esparcimiento de los hijos y con quién tenerlos".

    Desde mayo de 1993, ocho organizaciones de mujeres integraron la Red Por la Salud de las Mujeres del DF; hoy, 25 más se sumaron a la demanda por la despenalización del aborto, propuestas y acciones de mejoramiento de la deficiente calidad de vida y trabajo de las mujeres, atendiendo las repercusiones en la salud física y mental de las mismas.

    Asimismo, se estableció la transformación de las políticas y programas gubernamentales relacionadas con la salud de las mujeres para lograr el pleno ejercicio de sus derechos reproductivos y sexuales. Entre las organizaciones de esta Red, se cuenta a Católicas por el Derecho a Decidir que dirige Consuelo Mejía.

    Mejía, asegura que el aborto "es un problema de salud pública, por lo que urge contar con las condiciones legales y médicas para la atención de las mujeres que por diversas razones deciden interrumpir el embarazo. Porque deben de existir las condiciones para ejercer una maternidad libre, segura y protegida por la sociedad en conjunto. "Las católicas también abortamos, pero eso no es por gusto", afirmó.

    Sobre el aborto, la Red considera que es asunto al que "se le debe de dar la más alta prioridad en la agenda de salud pública, tanto el de la interrupción espontánea del embarazo por complicaciones, que el inducido o provocado".

    La Red reporta que existen datos sobre el aborto, "pero éstos no reflejan la realidad, dado el carácter ilegal y clandestino de esta práctica", se estima que mil 500 mujeres mueren en el país por aborto. En tanto que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) señala que en 1996 se practicaron 166 mil 380 abortos en instituciones de salud y establecimientos particulares.

    Sobre el aspecto legal, la Red precisa que se requiere una revisión jurídica, pues la Ley no protege a las mujeres en situaciones de embarazos no deseados generados por la falta de métodos anticonceptivos y por agresión sexual.

    El aborto para ellas engloba un problema complejo, pero aseguran que la interrupción de un embarazo, antes de ser una asunto moral, refleja las serias fallas en la educación básica y las deficiencias en materia de información sexual.

    Ellas, las integrantes de la Red proponen un enfoque distinto sobre el aborto. Esto no con el propósito de incitar a las mujeres a abortar, sino todo lo contrario, para evitar embarazos no deseados. Y en última instancia, para que aquellas mujeres que se vean obligadas a interrumpir un embarazo lo hagan en las mejores condiciones posibles.

    CIFRAS DE ABORTOS ILEGALES EN MÉXICO

    El doctor Raúl López García, quien en 1993 era subdirector general médico del Instituto Nacional de Perinatología expuso durante la Conferencia sobre Maternidad sin Riesgos en México que "en el país ocurren aproximadamente cuatro millones 200 mil embarazos por año, y de éstos sólo llegan al término de gestación el 60 por ciento; el resto, es decir, un millón 700 mil se pierden en sus etapas tempranas.

    Y en este orden de ideas --continuó-- es conveniente señalar que los cálculos más conservadores sugieren que la mitad de esas pérdidas se refieren a abortos inducidos y que aproximadamente 850 mil casos se tratan de abortos espontáneos”.

    Por su parte, Jorge Oropeza Morales, subdirector médico del Hospital General de Balbuena de esta ciudad, dijo en 1990 que en México se practican dos millones de abortos clandestinos al año y de una muestra representativa entre mujeres en edad fértil en México (1990), indica que una de cada seis declaró haber practicado un aborto espontáneo o inducido alguna vez en su vida.

    En torno a lo económico, el impacto financiero de la interrupción del embarazo se dice que en México es de 147 millones 625 mil 200 pesos, dato que manejó el doctor Raúl López García, quien agregó que el promedio de días de estancia de todas las formas clínicas de aborto es de 1.8. Lo cual deja pérdidas de días laborales del orden de cinco millones y medio de pesos. Según en IMSS en sus clínicas por atención médica de aborto se tienen 63 mil hospitalizaciones, ello en 1991.

    Y finalmente el aborto ilegal es la primera causa de muerte materna en mujeres de entre 15 y 39 años de edad. Sólo que en este milenio el aborto es la cuarta causa de mortalidad materna.

    ECONOMIA DEL ABORTO CLANDESTINO

    El pago por la interrupción de un embarazo no deseado o producto de una violación se da en México desde el pago en especie, la compra de hierbas medicinales, inducción de objetos pulso cortantes en la vagina.

    En el Distrito Federal el pago por un aborto es de tres mil a 15 mil pesos. Y no obstante de contar con el acceso, en esta ciudad, se mueren cuatro mujeres al mes.

    > Noticias del Día