comunicación e información de la mujer
martes 22 de mayo del 2001

  • A mayor conciencia del problema, aumenta la denuncia

  • Cada 15 segundos, una mujer es maltratada en la ciudad de México

    México DF, 22 de mayo, 2001 (Mónica Chavarría CIMAC).- Luego de que en los últimos tres años se ha fomentado la cultura de la denuncia y se han implementado programas para atender la violencia intrafamiliar, aún falta contrarrestar las estadísticas de este problema, ya que en la ciudad de México cada 15 segundos una mujer recibe algún tipo de maltrato.

    Debido a que la violencia intrafamiliar es un problema multifactorial, donde se involucran aspectos sociales, culturales y económicos, los programas para atender este fenómeno deben brindar apoyo multidisciplinario, es decir, ayuda psicológica, legal y de relaciones sociales.

    Tras afirmar lo anterior, Claudia Domínguez Hernández, responsable de las Unidades de Atención a la Violencia Intrafamiliar (UAVIF) en el Distrito Federal, aseguró que de coordinarse las acciones gubernamentales para prevenir la violencia intrafamiliar “se dejará de batear la problemática entre las dependencias y se podrá disminuir los índices de violencia en la ciudad”.

    Agregó que la violencia familiar está relacionada con la violencia social, pues los infantes que están en contacto con personas violentas tienden a reproducir los mismos patrones en años posteriores, así se explica que los robos y homicidios, por ejemplo, refieren conductas agresivas en el seno de la familia.

    Domínguez Hernández señaló que la denuncia de la violencia familiar incrementa de acuerdo con la difusión de programas que atienden la problemática, debido a que la mayoría de las mujeres, en particular, y las víctimas de este delito, en general, no saben a dónde recurrir en caso una agresión física o psicológica.

    De manera que entre más difusión de los programas como las UAVIF se incrementan las denuncias, aunque “la magnitud de la violencia intrafamiliar es considerado un problema de seguridad pública”.

    Por otro lado, reiteró que la violencia esta relacionada con la asignación de roles de hombres y mujeres, y las relaciones de poder entre los géneros, así como con la educación de la disciplina a través del castigo, donde se ejercen conductas violentas.

    Las costumbres y tradiciones de las familias mexicanas y su profesión católica avalan la abnegación de la mujer y la agresión de los hombres. Aunado a esto, existe el problema del consumo de alcohol y drogas que en nuestro país resultan determinantes para las relaciones violentas.

    En relación a este problema psicosocial, no sólo de México sino de toda América, se realizará el Simposio 2001 “Violencia de Género, Salud y Derechos en las Américas -- a realizarse del 4 a 7 de junio en Cancún bajo el auspicio de diversas agencias de la ONU y tres redes feministas regionales.

    [Página Principal] [Agencia de Información] [Noticias del Día]