comunicación e información de la mujer
semana del 3 al 9 de abril del 2001

  • NUEVA IDENTIDAD

  • Las Enfermedades de Transmisión Sexual

    Erika Cervantes*. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) hoy conocidas como infecciones de transmisión sexual (ITS), son contraídas por contacto directo, es decir por la exposición de las mucosas (como la boca, vagina, ano) a fluidos del cuerpo de una persona enferma (semen, sangre, saliva u orina).

    Al ser relacionado con la sexualidad humana, tema del que no se ha habla a profundidad y mucho menos se informa, las personas enfermas normalmente desconocen que han contraído alguna ITS y, por lo tanto, no tienen cuidado de no contagiar a su (s) pareja (s). Lo más grave es este panorama podría revertirse si se dejaran a un lado los mitos y silencios, pues casi todas las ITS pueden ser curadas fácilmente si son atendidas a tiempo.

    Entre estas infecciones se destacan:

    Monila o candidiasis o cándidas: sus síntomas son flujo vaginal blanco y espeso, parecido al requesón (leche cortada), despide un olor a pan recién horneado. Los labios de la vulva se irritan, enrojecen y se hinchan. Duele en coito y da comezón en las vías urinarias.

    Se adquiere por una baja en la defensa inmunológica por consumo de antibióticos o anticonceptivos, por alteraciones del metabolismo, diabetes, postmenopausia; el tratamiento recomendado es lavado vaginal con yoghurt o con agua con bicarbonato. Tratamiento general con alopatía o homeopatía (acuda a su médico).

    Verrugas venéreas condilomas: Tumores rosados en forma de uva. crecen rápido en los labios de la vulva, vagina, útero y ano. En el hombre, debajo del prepucio, ano y uretra. Parece coliflor. Se contagia por contacto directo y el tratamiento médico usado es quemarlas con podofilina.

    Herpes genital síntomas: Dolor, comezón e inflamación de genitales. Ampollas o salpullido doloroso. Fiebre, síntomas de gripa. Ardor al orinar. Se contagia por contacto directo o dedos infectados. Su tratamiento es con compresas de agua fría, algunas hierbas. Tratamiento general con homeopatía, o alopatía.

    Chlamydia: sus síntomas son parecidos a los de la gonorrea. No son fáciles de detectar. El flujo vaginal es diferente, existe dolor en el bajo vientre, en el hombre se observa el flujo de liquido transparente que después se transforma en espumoso, dan muchas ganas de orinar y puede producir esterilidad. Se contagia por contacto directo y es necesario el acudir al médico para su tratamiento.

    Hepatitis tipo B: Se presenta vómito, fatiga, depresión; piel y ojos de color amarillo. Orina obscura y excremento más claro. Se contrae por coito, transfusión sanguínea, medicamento inyectados, perforaciones estéticas (lóbulos, ombligo, nariz, lengua, labios, pezones etc.). Para su tratamiento es necesario acudir al médico y guardar reposo.

    Cistitis: Infección de la vejiga urinaria, ardor al orinar. Deseo constante de orinar y dolor en la región abdominal. Es provocada por una penetración muy fuerte o por limpiarse de atrás hacia delante, para aliviar el dolor se recomienda fomentos de agua tibia y acudir al médico.

    Este tipo de enfermedades es tratable y controlable pero es necesario acudir con el doctor para su adecuado tratamiento.

    * Coordinadora de Análisis y selección Informativa de CIMAC

    [Página Principal] [Agencia de Información] [Notas de este Semanal]